BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

correo

Si queréis contactar conmigo o contarme vuestras ideas, mandadme un correo a :
laslagrimasperdidas@gmail.com

4 ago. 2010

16. Stephanie


Stephanie había venido de Colombia hace alrededor de tres años. Su metro setenta y cinco como mínimo, su piel bronceada, sus curvas perfectas, su vientre plano, su largo cabello azabache, sus gruesos labios y sus grandes ojos negros no pasaban desapercibidos para nadie. Todos sabíamos que aquella chica acabaría de modelo, pero Jennifer veía en ella otra cosa: una amenaza. Jennifer había sido durante el curso anterior a la llegada de Stephanie como la diosa de la clase, la jefa, la portavoz. Nunca se había visto eclipsado por nadie hasta ese momento. Así que se fue acercando poco a poco a ella, hasta que se ganó su confianza. Stephanie estaba bajo su control, ella era la jefa. La seguía a todas partes callada, al fin y al cabo acababa de llegar de su país, no conocía a nadie. Los chicos que se le acercaban terminaban siempre entre las garras de Jennifer, sin poder siquiera saludarla. Ahora Stephanie conocía muy bien España y cómo moverse sin necesidad de Jennifer, pero ésta no quería que cambiaran las cosas. Aún así, Stephanie era una chica que poco a poco se había formado un carácter duro y muchas veces se había rebelado ante ella. Al principio, Jennifer pasó por alto su nuevo comportamiento, pero la gota que colmó el vaso fue cuando Stephanie se lió con el ex novio de Jennifer. Desde entonces intentan ocultarnos a los demás su mala relación, pero se nota fácilmente. Jennifer la mira con asco y superioridad, no como antes, con una mirada dulce de amiga; y Stephanie hace lo que le apetece, no lo que le apetece a Jennifer. Las otras tres chicas que adoran y siguen como perritos falderos a Jennifer tampoco aceptan del todo a Stephanie, mientras ésta se está ganando el cariño de toda la clase. Por fin tiene algo de libertad.

0 alivios para mis lágrimas: