BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

correo

Si queréis contactar conmigo o contarme vuestras ideas, mandadme un correo a :
laslagrimasperdidas@gmail.com

20 sept. 2009

Capítulo 25

-No sé si te lo había dicho ya.-le dijo Keira a Samuel la mañana siguiente.-Pero eres una de las...personas más extrañas que he conocido nunca.

Samuel tenía muy mal aspecto. Arrastraba las alas en una mezcla de tristeza y desinterés; un par de ojeras negras le destacaban aún más sus ojos, que estaban un poco enrojecidos.
Keira sentía lástima por él.
-Bueno, por lo menos vamos a encontrar a Luminor, ¿no?-intentó animarlo.
-Sí...
-¿Por qué te importaba tanto?-le preguntó al fin Keira, sin poder contenerse.
-Pues..era la única persona que me había ayudado, o que por lo menos me había revelado algo de mi pasado, y si está...ha sido por mi culpa, si yo no me hubiera contado todo eso ahora no estaría...
Keira lo miró con compasión:
-No es culpa tuya, ya lo buscaban mucho antes de que tu aparecieras por aquí. ¿Ves como eres extraño? Ningún ángel lloraría la muerte de un demonio.
Samuel se encogió de hombros. Le había contado a Keira lo poco que sabía sobre su pasado, y por qué debía encontrar a Luminor. Y lo único que realmente lo consolaba, era el hecho de que ella intentara animarlo.
-Bueno, has de saber unas cuantas cosas sobre Luminor. ¿Sabes lo que es un "eiremenz"?
-¿¡Un qué!?
-Supongo que eso es un no. Los eiremenz son criaturas extrañas (más que tú) y escasas. Llevan en la Tierra desde el primer día de su creación, y lo recuerdan todo; pero nunca han revelado gran cosa. Son las criaturas más sabias del mundo, y pueden adoptar cualquier forma, pero suelen adoptar una forma con la que se identifican.
-Suena a cuento chino. ¿Y qué hace un "ei-no-sé-qué-más" en el infierno?
-Buena pregunta...
-No lo sabes.
Keira se sonrojó:
-Al menos se qué forma adopta y dónde encontrarlo. Una vez lo vi. Corren rumores de que son una especie de oráculos, es decir, obtienen gloria a partir de desvelar ciertos secretos. También se dice que son capaces de destruir y crear vida...
Un brillo de suspicacia iluminó los ojos del joven ángel:
-No tienes ni idea de lo que hacen.
Las mejillas de Keira adquirieron un suave color rosáceo, y le volvió la cara a su acompañante.

0 alivios para mis lágrimas: