BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

correo

Si queréis contactar conmigo o contarme vuestras ideas, mandadme un correo a :
laslagrimasperdidas@gmail.com

28 ago. 2009

Capitulo 17

Y en muy poco tiempo, pasaron muchas cosas. Sin saber muy bien el por qué, Samuel sacó la caja que llevaba en el bolsillo, la abrió y sacó el talismán. Estiró el brazo, con confianza, y en un abrir y cerrar de ojos ya no estaba allí. De repente, no sabía donde estaba. Era un edifio de tres plantas, tenía un aspecto parecido al palacio en el que había estado segundos atrás. Oyó que algo se balanzeaba sobre su cabeza, era un cartel. Se echó hacia atrás y pudo leerlo. Unas letras muy desgatadas citaban. "La posada ".

"Qué original", pensó Samuel. Y se decidió a entrar, abrió la puerta y observó el interior. Era un lugar pequeño, poco acogedor y sucio. Detrás de la barra un hombre lo miraba frunciendo sus pequeños ojos rojos.
Un escalofrío recorrió la espalda del ángel. Se dirigió a la barra y se sentó en un taburete.
El corpulento tabernero lo miró y le dijo con una voz ronca:
-Eres el demonio más extraño que he visto en mi vida. El pelo rubio es cosa de ángeles chaval, yo que tu me lo cambiaría cuanto antes, te va a traer problemas.
Samuel sonrió con timidez, y se miró las manos con disimulo.
-Bueno, ¿qué te sirvo?
-Agua.
El demonio lo miró sorprendido, se dirigió hacia el grifo murmurando: "Desde luego qeu el más raro".
Samuel se dio la vuelta para observar de nuevo el interior de la posada, pero no encontró a nadie allí. Después comenzó a darle vueltas a lo que había hecho con el talismán. Si de verdad podía teletransportarlo, ya no necesitaba a Keira y... ¡PUM!
El tabernero derramó la mitad del agua amarilla que había en el vaso al golpearlo contra la barra.
-Invita la casa.
A Samuel no le extrañó, era el agua más sucia que había visto nunca.
Justo entonces la puerta crujió de forma estrepitosa, y una figura femenina apareció tras ella.
Pero para disgusto de Samuel, no era Keira.

0 alivios para mis lágrimas: