BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

correo

Si queréis contactar conmigo o contarme vuestras ideas, mandadme un correo a :
laslagrimasperdidas@gmail.com

28 jun. 2009

Capítulo 4

De repente oyeron voces y pasos. Hekiaziel tiró del brazo de Samuel y le llevó tras unos árboles con afiladas y negras hojas. ”Aquí todo es maligno”, pensó Samuel.
-¿No podíamos haber quedado en otro sitio?- le susurró Hekiaziel a Samuel.
-Creía que este sitio era seguro.
-Qué poco sabes…- dijo Hekiaziel riéndose de él.- Aquí nada es seguro.
-Ya veo- murmuró Samuel mirando a las amenazadoras hojas.
Se quedaron allí escondidos varios minutos hasta que pasaron de largo. Eran tres demonios con sus grandes e imponentes alas negras y con armas en las manos.
-Ahí ha pasado algo gordo- dijo Hekiaziel.-Muchos guardias.
Samuel hizo un intento de salir del escondite pero Hekiaziel le retuvo por el brazo.
-¿Estás loco? Me buscan desde hace años y aunque haya cambiado un poco mi aspecto,- dijo cogiendo uno de sus largos mechones de pelo moreno.- me reconocerán. Y por lo que tengo entendido, me necesitas, y no precisamente entre rejas.
- ¿Y mi madre?- preguntó de repente Samuel- ¿Qué sabes de mi madre?
Hekiaziel se quedó callado y quieto.
-No es momento de hablar sobre eso- dijo entornando los ojos.

Continuación: lo que te dé la gana :P

1 alivios para mis lágrimas:

Rebecca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.