BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

correo

Si queréis contactar conmigo o contarme vuestras ideas, mandadme un correo a :
laslagrimasperdidas@gmail.com

26 jun. 2009

Capitulo 3

-No revelaré a nadie tu verdadera identidad si me cuentas todo lo que sepas sobre mi pasado.-dijo el ángle, perspicaz.
Hekiaziel lo comprendió todo de golpe. Debía de haberle resultado extraño que un ángel bajara a la Ciudad del Miedo a obtener información sin tener algo que dar a cambio de información. Qué estúpido había sido.
-Está bien, te contaré lo que sé.-comenzó el demonio.-Como veo que ya conoces mi pasado, ya sabes que estaba al servicio de un poderoso demonio.-hizo una pausa para ver como reaccionaba Samuel, este asintió.-Pues bien, enla prisión había un ángel, solo uno: tú padre.-Samuel se sobresaltó, el demonio sonrió.-Su nombre era Abel. Sé que estaba en la prisión porque era alguien muy importante, pero por algo que él no había hecho.
Una vez hablé con él, y te digo que no era un ángel como los demás. Los demás creían que había perdido el juicio. Me contó que estaba allí por algo que él no había hecho, pero que estaba orgulloso de estar ahí, porque tenía algo que proteger que valía más que su vida, más que la lucha entre demonios y ángeles.- Dejó de hablar y miró al joven ángel.- Te lo creas o no, tu padre y yo nos hicimos amigos. Supongo que no tenái nadie en quien confiar, se sentía solo. Le prometí que le sacaría de allí, pero él se rió y me dijo: "Fairequiel, yo estoy aquí por que he querido que sea así". Le pregunté si vendrían los ángeles a buscarlo, volvió a reirse de mí y me respondió: "Los ángeles no existen". Un año más tarde tu padre fue asesinado en la prisión y nunca llegué a entender del todo su historia.

Próximo capítulo: Algo inesperado.

0 alivios para mis lágrimas: